Al norte de Lima a la altura del Kilómetro 135 de la panamericana norte en la provincia de Huacho, se encuentra una escena que se repite pocas veces en la naturaleza, restos arqueológicos del 2500 a.c., enormes albuferas llenas de fauna y vegetación, playas casi sin olas como si fuesen una laguna y con la arena totalmente limpia, aves y cangrejos en grandes cantidades a tu alrededor, un sitio como pocos en la tierra.

Vista satelital (Como Llegar a la Playa el Paraíso y las ruinas de Bandurria por la Panamericana Norte km 136)


Llegar a estos puntos es fácil, más aun si es en movilidad propia, porque sino desde la Panamericana  Norte tendrás que caminar alrededor de 6 km hasta la playa el Paraíso y el humedal sur.

Para enrumbarte por estos lares solo tienes que tomar cualquier bus que vaya a Huacho y bajarte en el desvío hacia el Paraíso; ahora si quieres visitar Bandurria, has lo mismo, pasas el peaje y en el kilómetro 141 de la Panamericana Norte encontraras los restos arqueológicos, situados a la mano izquierda; ambos viajes te toma alrededor de hora y media o dos horas en bus.

Sobre Bandurria, lo que se puede decir es que fue descubierto por allá en el año 1973, cuando las obras de la irrigación Santa Rosa (obra que irriga 30 mil Ha de terreno agrícola) destruyeron y afectaron seriamente parte de los restos arqueológicos. Bandurria se compone de un sector monumental con 4 pirámides 6 plazas circulares y 6 estructuras menores y un sector domestico que se componía de viviendas básicamente; las construcciones están bien hechas y son del mismo estilo que Caral que fue su contemporáneo, están formadas con cantos rodados.


Bandurria fue uno de los poblados que realizo gran intercambio comercial con Caral, ya que intercambiaban el pescado a cambio de algodón, para fabricar redes de pesca, y así subsistían ambas ciudades. Este poblado al igual que Caral florecieron por alrededor de 1000 años, los motivos por los cuales estos poblados y ciudades fueron abandonados se desconoce, tal vez fue por la aparición de la guerra, ya que Sechín es quien les sigue en antigüedad, y es donde se ven grabados de guerreros y descuartizamientos.

El tour por Bandurria es corto pero muy interesante, existe una pequeña caseta al ingreso con 1 guía y 2 peones que están todos los días haciendo excavaciones en la zona, labor muy sacrificada pero muy meritoria también. La entrada cuesta alrededor de 5 soles y aparte de los restos arqueológicos se observa parte de las vías del ferrocarril de Huacho que fue construido en 1911 y dejo de operar en 1964; este ferrocarril unía Lima con Barranca pasando por Chancay, Huaral, Huacho, Supe y Sayan, llevando sal a Lima y que ahora ya no queda nada más que huellas como la estación en Huacho. Desde Bandurria la panorámica del humedal norte es impresionante, una gran laguna de agua salobre de alrededor de 3 km de largo donde las aves nadan sin parar y vuelan de un lado a otro en grandes bandadas.


Estas lagunas se originaron como producto de las filtraciones de la irrigación Sta. Rosa, estas aguas forman dos enormes lagunas que llegan a tener una longitud de casi 8 km y una profundidad de 1.5 m ocupando una extensión de 440 Ha. No solo es un hábitat natural y un paraíso para las 125 especies de aves entre residentes y migratorias que la habitan, sino también es un espectáculo para el ojo humano, por la biodiversidad que se observa.




En el humedal sur, se puede apreciar la playa el paraíso cuyo desborde del humedal sur va directo al mar y todo el recorrido del desborde se puede apreciar gran cantidad de cangrejos color esmeralda, las olas son pequeñas, el mar azul, el aire es fresco y no se te pega al cuerpo todo el rato como decían en otra pagina, pero eso si es algo fuerte, por lo que hacer carpas y demás es algo complicado. El tramo entre la Panamericana Norte y la playa el Paraíso no toma más de 10 minutos en movilidad propia, vas por una vieja pista llena de baches que ingresa a la zona, solo sigues el camino hasta la parte donde termina el humedal y listo ¡ya estas en la playa!- Algo curioso sobre la pista es saber porque la hiceron, ya que en la zona no hay indicios de porque se construyo una pista, por lo demás es una zona excelente donde puedes tomarte fotos con las aves, tomar baños de sol y apreciar un gran paisaje así como refrescarte en las aguas del mar; en esta playa siempre encontraras poca gente ya que todos entran con carro propio por estar lejos de la Panamericana Norte, además solo los días sábados y domingos van vehículos vendiendo comida a precios bajos, que están cerca de los 10 soles, también esos días llevan cerveza para vender y además están los heladeros; así que no existe excusa para dejar de ir a esta playa. 

Las aguas calientes que bajan del humedal sirven como un perfecto lugar para que se bañen niños pequeños sin necesidad de vigilarlos tantos, la zona tiene pura arena fina y de vez en cuando te cruzas con algún cangrejo que se pone en posición de ataque cuando te acercas mucho, sin duda alguna el nombre esta muy bien puesto, ¿Te animas a visitarla?, no encontraras playa tan hermosa a tan poco tiempo de Lima, un destino ideal. 

Desborde del humedal sur

Estrellas de mar en la playa el Paraíso

Playa el Paraíso




0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete al Blog