¿Que duda cabe que el atractivo icono de Arequipa es el monasterio de Santa Catalina?, pero ¿Como visitar esta maravilla y no quedar quebrado o sin dinero? ya lo dijimos: Arequipa es de esas ciudades donde te dejas llevar por su cielo despejado, sus construcciones de sillar y la amabilidad de su gente. Esta vez visitaríamos este gran monasterio ubicado en el corazón de la ciudad, aprovechando una tarifa especial (ver datos interesantes para más detalle). Sin duda Santa Catalina es ese legado histórico que te transporta a la antigua Arequipa de los siglos XVII y XVIII. Y eso es lo que se siente cuando recorres por esta especie de miniciudad dentro de la ciudad.

Ubicación del monasterio de Santa Catalina


Ese día después de desayunar un contundente emoliente con su pan con tortilla en una de las esquinas de la calle Santa Catalina, decidimos ingresar al monasterio, porque para nuestra suerte el costo por ese día seria de solo 10 soles por persona. Así empezamos este tour que desde que ingresas, se siente toda la religiosidad y misticismo, como tocando las puertas de lo surrealista. En si es un gran privilegio estar en un lugar como este. Fue una gran idea que en su momento lo entregaran intacto a la empresa privada para hacerlo turístico, ya que desde 1970 (después de intensas negociaciones) ha abierto sus puertas al publico, luego de pasar 400 años en el encierro total.

Mapa de Santa Catalina (Fuente: santacatalina.org.pe)

Acceder al monasterio es meterse a una pequeña ciudad colonial rodeada de habitación, plazuelas, calles, barrios, pasajes, etc que guardan una gran armonía ante los ojos. Después de pagar tu ticket, el primer lugar a donde ingresas es al "Patio del silencio", lugar de paso para alcanzar  la "Sala de Labores", sitio donde puedes encontrar una representación en tamaño real de la Ultima Cena, figuras que poseen 200 años de antiguedad y la imagen de Santa Catalina de Siena (santa italiana del siglo XIV, en homenaje a ella se puso el nombre al monasterio).

La belleza del monasterio

Sala de Labores

Cuenta la historia que Doña Maria de Guzmán decide abrazar la vida religiosa luego de quedar viuda, así que dona casi toda su fortuna y de este modo se inicia la construcción del monasterio, que se convertiría en el hogar de las religiosas dominicas. En esos tiempos todas las familias españolas obligaban a una de sus hijas a abrazar la vida religiosa, su objetivo era simple: querían asegurar un lugar en el paraíso.

Pero nuestra sorpresa seria mayor cuando ingresamos al "Claustro Novicias", encima de los hermosos muros de sillar en los pasajes, existen muchos cuadros y pinturas religiosas... son las letanías lauretanas (las letanías son rezos y alabanzas que  se pusieron de moda en los siglos XVI y XVII). Estos cuadros tenían la función de hacer recordar el rezo a las novicias, que por lo general no sabían ni leer ni escribir. Eran otras épocas y buscaban opciones para facilitar sus deberes. El recorrido recién empieza y los escenarios de película abundan por todos lados, sin duda es muy recomendable llevar una cámara con mucha memoria, porque fotos aquí hay para sacar por montones.

 Cuadros de Letanías Lauretanas

Pasamos al "Claustro de los Naranjos" o "Claustro del Calvario", ambiente que cambia el rojo de los muros por un azul intenso. este lugar se llama así por los arboles de naranjos que existen en esta plaza y además se observan 3 cruces. Es un ambiente donde las religiosas representan la pasión de Cristo en Semana Santa. En este claustro empieza la calle Málaga que te dirige hacia la "Sala Zurbaran", sala que hoy en día es el museo conventual, se aprecian muchas reliquias como vajillas de aquella época, retablos, etc pero lo más resaltante aquí es el impresionante cuadro de San Miguel Arcángel.

Claustro de los Naranjos

Cuadro de San Miguel Arcángel

Un tema que nos causo gran sorpresa, es que las monjas eran lavanderas, pero no de solo de su propia ropa, si no de pedidos de la calle. Demás esta querer explicar su habilidoso sistema de agua que usan en lavandería, toda una obra de ingeniería. Si pensamos que su vida era demasiado aburrida, pues en la practica probablemente no lo fue, dentro de la miniciudad habia toda una vida de quehaceres y oración, en todo momento se mantenían ocupadas.

Lavandería

El siguiente ambiente es la plaza Zocodober, que tiene una hermosa pileta y aquí esta habilitada la única escalera al techo, hacia un ambiente que sirve de mirador. Es un sitio que esta lleno de gente en todo momento ya que todos quieren tomarse un selfie con el volcán Chachani. Luego pasamos al claustro Mayor, zona donde se ubican los confesionarios y los cuadros de la vida de Jesús y Maria.

Plaza Zocodober

Volcan chachani desde el Mirador de Santa Catalina

Claustro Mayor

La Pinacoteca es un ambiente que sirvió en algún momento de dormitorio de las más de 400 monjas que habitaron el monasterio. este es un ambiente lleno de cuadros hermosos que representan diversos pasajes de la vida religiosa, pero lo que más llama la atención es "La Custodia", una increíble y bella pieza de oro hecha por artesanos de la colonia, que servia para colocar la hostia después de consagrarla.

La Pinacoteca

La Custodia de Oro

El Refactorio

En suma Santa Catalina es un poema inspirado hecho realidad. Lo sublime, lo sagrado y lo histórico se combinan perfectamente en su solo lugar para deleite de los turistas. Al final terminamos un poco cansados pero complacidos con la visita y entramos a su cafetería a tomar algo para el calor. Les dejamos los precios de lo que ofrecen.

Precios en la cafetería de Santa Catalina

Anímense a visitar Santa Catalina, es un destino que sin duda les quedara en la memoria como una grata experiencia.

Datos interesantes
  • Dirección: Calle St Catalina 301.
  • Teléfono: (054)221213 - (054)221234
  • Email: informes@santacatalina.org.pe
  • Horarios de visita: Temporada alta (mayo a diciembre): de 8:00 a.m. a 5:00 p.m.                                                        Temporada baja (enero a abril): de 9:00 a.m. a 5:00 p.m.                                                               Aperturas nocturnas: Martes y jueves hasta las 8:00 p.m
  • Servicio de guiado en los idiomas Inglés, Francés, Alemán, Italiano, Japonés, Portugués y Español: S/5 por persona. 
  • Costo de ingreso normal: S/40 normal y S/12 para estudiantes (para peruanos).
  • Si quieres entrar a la iglesia, solo lo abren muy temprano los sábados. No forma parte del recorrido de Santa Catalina.
  • DATO EXTRA (TARIFA ESPECIAL): Los 10 de cada mes la entrada solo cuesta S/10, es la única fecha en que pueden aprovechar sobre todo los mochileros o las personas que van con toda la familia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete al Blog