22.12.15
0
Aprovechando el 34 aniversario del Museo de los Descalzos (se celebra en diciembre), nos animamos a recorrerlo en una visita nocturna y gratuita iniciada por el mismo museo, que la verdad a pesar de tener muchos años, es casi desconocida para la gran mayoría de limeños.


Las personas en Lima siempre piensan que ya han visto lo mas interesante que hay en la capital y en los últimos años parece que mas atención llama un centro comercial como Megaplaza, Jockey Plaza, etc que algún centro cultural o turístico. Los museos en ese sentido los últimos años han ido perdiendo publico, salvo en ocasiones especiales donde el ingreso es gratis, que es donde se ve que la gente acude masivamente a estos. Si bien es cierto que esta actitud hace pensar que no todo esta perdido en esta sociedad, también parece reflejar que si un museo tuviese las puertas abiertas con ingreso gratuito o a costo muy bajo todo el tiempo, lograrías que mucha gente ingrese siempre. Un tema sin duda que deja mucho para pensar.

Un lugar que casi nadie entra o sabe de su existencia es el convento de los descalzos. En ese sentido si tengo que agradecer a mi amigo Pablo Solorzano de la La Brújula del Azar, uno de los pocos bloggers que lo dio a conocer.

museo de los descalzos

Nos dimos una vuelta por la plaza de armas que por fechas navideñas la han adornado de manera muy estética y llamativa, ¡felicidades a los encargados de esto! se ve que le pusieron muchas ganas, mucha gente se acerca a la plaza solo para tomarse fotos con tan espectaculares escenarios.




Luego de hacer hora en la plaza, tomamos un taxi y nos dirigimos a la Alameda de los Descalzos. Debemos decir que el trafico esta terrible en las fechas navideñas y llegar al museo de los Descalzos puede tomar buen tiempo. Pero una vez en la puerta del museo iniciamos el recorrido de un lugar que nos deslumbro bastante.

museo de los descalzos

Aunque el lugar no es tan grande como otros conventos, es una belleza. Este sitio abrió sus puertas como museo propiamente dicho en el año 1981, aunque en 1972 habia sido declarado como Monumento Nacional y el inicio de su construcción se remonta a la época de colonia (finales del siglo XVI) cuando la orden Franciscana decidió construir el convento al pie del cerro San Cristóbal para morar retirados de la Lima colonial, donde podían llevar una vida de dedicación y austeridad.

museo de los descalzos

Aunque tiene pocos claustros (al menos abiertos al publico) en cada uno se observa la sencillez con la que convivieron, se siente la austeridad y uno se pone a pensar en toda la vida dedicada a la oración que debieron llevar. El estilo arquitectónico lleva muchos detalles, los suelos que existen son varios tipos entro los que destacan los livianos y pesados (con ménsula y sin ménsula), las columnas son de ladrillo y cal, al igual que los bellos arcos que adornan los claustros.

El Primer claustro que se observa es el del Guardianal, en cuyo entorno se aprecia cuadros de religiosos muy distinguidos, arcos y columnas sencillas pero estéticas. Es un espacio especial, ademas desde este punto se ve la cruz ubicada en la cima del cerro San Cristobal. 

museo de los descalzos

Subiendo por unas escaleras llegas al claustro de enfermería, donde un actor disfrazado de monje y con cara algo siniestra nos recibe y asusta (por aparecerse de improviso) un poco a los asistentes. En este espacio hay un jardín botánico y al lado una botica donde se aprecia una gran cantidad de medicinas y drogas, no teníamos idea de que manejaran tanta variedad en esos tiempos.

museo de los descalzos

museo de los descalzos

Nuestra siguiente parada seria la capilla del Carmen (que data 1733) donde lo mas llamativo es el increíble retablo dorado, rodeado de muchas pinturas en su mayoría de la escuela cuzqueña. En su contorno hay muchos sillones que servia para impartir clases y en su parte alta hay un palco que conecta con la enfermería, que era un sitio donde los muy enfermos podían escuchar la misa.

museo de los descalzos

Debemos mencionar que en muchas partes del convento hay espacios llenos de cuadros y pinturas (son alrededor de 400), como estaba prohibido la foto, no pudimos tomar ni una. Al salir hay una pared donde se aprecia una especie de oración que según dijo nuestro guía eran usadas en misa. 

museo de los descalzos

Al final compramos souvenir, era hora de irse ya que en ese momento muchísima gente habia llegado al museo y hubiese sido imposible apreciarlo como lo hicimos, aunque nos falto conocer el claustro ayacuchano, fue una buena visita. Anímense a visitar este lugar, es increíble y no cuesta mucho.

Datos Interesantes:

Dirección: Calle Manco Cápac, 202 A · Alameda de los Descalzos
Horario de atención: Todos los días 9:30 am - 12:30 pm, 2:00 pm - 5:00 pm
Ticket de ingreso: 5 soles (incluye guiado)
Teléfono: 481·0441
Facebook: Museo de los Descalzos
Email: museodescalzos@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete al Blog