12.7.16
0

Luego de visitar tantos lugares impactantes y escondidos en nuestra estadía por la Selva Central, todavía nos faltaba un último punto más para cerrar con broche de oro, se trataba del Santuario Nacional de Pampa Hermosa, que se ubica precisamente a 1 hora y media desde el distrito de San Ramon, provincia de Chanchamayo.



Ese día salimos muy temprano desde el distrito de San Ramon, que a pesar de algunos problemas y descoordinaciones, logramos salir hacia Pampa Hermosa. No teníamos idea de cuanto demoraría el trayecto, pero si fue algo largo; la carretera por buena parte del camino va al lado de un precipicio no muy profundo pero si muy vertical, lo recomendable si hacen esta ruta es hacerlo con camioneta 4x4.

Al llegar al sitio donde se ubica el ecolodge de Pampa Hermosa hicimos una pequeña caminata de reconocimiento por la zona y encontramos 2 hermosas cascadas; se trata de la catarata de Azul Yacu a la cual se llega por la misma trocha y la catarata de anden Yacu por la que se accede por un sendero en medio de la vegetación a unos 100 m. del ecolodge. Son 2 cascadas hermosísimas y que sin duda serán muy del agrado de los amantes de la naturaleza.

Catarata de Azul Yacu Pampa Hermosa
Catarata Azul Yacu

Catarata de Anden Yacu Pampa Hermosa
Catarata de Anden Yacu

Pero lo fuerte recién iba a empezar, con la ayuda de guiado de los guardaparques del Santuario, iniciamos un trekking que no parecía muy exigente pero que a la larga si lo fue; primero es una caminata ligera desde el ecolodge, cruzando el río Ulcumayo, hasta el ingreso a la zona protegida. Allí nos dan un poco de hojas de coca para masticar y para iniciar un ascenso de 400 m de desnivel, lo cual equivale a unas 2 horas de caminata para llegar a una meseta boscosa llega de cedros donde se encontraría "El Abuelo"

Río Ulcumayo Pampa Hermosa
Río Ulcumayo

Iniciamos el ascenso, primero con muchas energías, pero a la hora ya nos sentíamos agitados y con las piernas cansadas, no es el trek más exigente de todos, pero si requiere de algo de estado físico por los 3 kilómetros de subida que es el camino. En el trayecto tomamos unas largas ramas que nos servirían como bastones de trekking y nos ayudó a continuar la caminata. Luego de hora y media llegamos muy cansados y totalmente sudados al ingreso del área donde se veían muchos insectos, frutas, flores y animales. Nos advierten que en esta parte uno debe ser lo más silencioso posible para poder apreciar mejor la fauna. 

Santuario Nacional de Pampa Hermosa
Pequeño saltamontes

Santuario Nacional de Pampa Hermosa
Mariposas en el camino

Mientras caminábamos rumbo al antiguo cedro, se venia maravillas de la naturaleza en el camino, extrañas formas de hongos, frutas, mariposas tecnicolores y muchos ruidos extraños, nos decían que se trataban de los monos choros, aunque se les escuchaba gritar, no llegamos a ver a ninguno, la maleza era muy densa. Unos minutos más avanzando y nos encontramos con el primero objetivo: se trataba del cedro "La Abuela", un enorme árbol de mas de 30 metros de altura. Este recóndito cedro era solo el primero de los que veriamos. Más adelante nos encontraríamos con otro personaje latente y escondido.

Cedro La Abuela

Unos pocos minutos después al fin llegamos a nuestra meta, encontramos a "El Abuelo", un viejo Cedro de más de 600 años y con mas de 50 metros de alto, lo cual lo hace el más alto y longevo de los mas de 80 cedros que existen en la zona. Sentirse intimidado ante su presencia es inevitable, tocamos sus enormes raíces y empezamos a meditar y sentir toda su energía ecológica. En ese momento parecía que "El Abuelo" nos hablaba, parecía decir "Cuiden su hábitat, respeten su ambiente y sean responsables". Sin duda esto de minimizar los impactos ambientales ocasionados por el hombre es todo un tema, es la sostenibilidad la que debe prevalecer en futuras generaciones y depende de nosotros conseguirlo. 

Cedro el Abuelo Santuario Nacional de Pampa Hermosa
Cedro El Abuelo

Regresamos de nuevo a la zona donde esta el ecolodge, a esperar que aparecieran los gallitos de las rocas y poder tomarles una foto; pero ¡Que difícil que es sacarles una fotografía a estos animales! ¡Nunca se quedan quietos! y enciman se les ve por todas las ramas de los arboles aunque a una distancia algo alejada, es que son aves muy tímidas; pero no pudimos sacarles ninguna foto. Al final como consolación encontramos un guacamayo en la copa de un árbol y lo registramos en imágenes. Aunque no sacamos todas las fotos que quisimos naos fuimos contentos; este es sin duda uno de los sitios que debes conocer antes de morir, la conexión con la naturaleza lo hace mágico ¡Dale una oportunidad y visítalo!

Santuario Nacional de Pampa Hermosa
La única ave que le tomamos foto

DATOS INTERESANTES

¿Cómo llegar al Santuario Nacional de Pampa Hermosa?
Lo mas recomendable es ir en una camioneta 4x4 y hospedarse en su ecolodge. El trayecto desde San Ramon dura hora y media. Mas información del ecolodge lo pueden hallar en  www.pampahermosalodge.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete al Blog