Luego de que estuviéramos y contempláramos todo lo que había en el distrito de Callalli (ver post anterior) era tiempo de seguir con una ceremonia tradicional de los pobladores de esta zona del Cañón del Colca, se trataba del Tupay Qashway que se realizó en el Fundo Huaccoto. Aquí les traemos la crónica:




Ese día luego de llegar a Callalli y conocer sus atractivos que están en los alrededores de pueblo, fuimos en las movilidades hacia la Hacienda Huaccoto,  que se ubica a unos 15 km saliendo del distrito. Partimos de Callalli en dirección Este y tomamos la carretera a Tisco. Luego de varios zigzag y casi llegando a la cima del cerro, tomamos un desvío de una trocha no en muy buenas condiciones para detenernos a un par de kilómetros de la Hacienda Huaccoto. Eran las anfitrionas del carnaval que hacían un primer pago a la Pachamama con un vaso de vino, para luego iniciar nuestra pequeña caminata hacia el Fundo mencionado.



Hacía mucho que no caminábamos, teníamos cierto temor al hacerlo, pero cuando vimos el camino que era casi en su totalidad pura bajada, perdimos el miedo. Los campos estaban totalmente verdes, era marzo, pero la lluvia también amenazaba con aparecer después de mediodía, así que apuramos el paso por un sendero que se volvió estrecho a medio camino.


Llegamos al Fundo y encontramos ya un ambiente muy alegre y festivo. Los lugareños estaban con sus trajes típicos, tocando y danzando. En este lugar se acostumbra sacrificar un auquénido de su rebaño como pago a los sagrados Apus, para de este modo solicitar un excelente año ganadero en la zona. 


En la ceremonia, son muchas las cosas que llaman la atención, desde un personaje conocido como Chuko y que danza alegremente con su Pincuyllo mientras las mujeres cantan en quechua, hasta el compartir de hoja de coca y chicha de jora que se pasa de mano en mano, acto que sirve para hermanar a los presentes.


Mientras la gente tomaba y baila, observábamos que los auquénidos estaban muy bien adornados con serpentinas, se elige uno de estas llamas o alpacas para sacrificarlo. El ejecutante tiene que ser muy hábil en esta acción, porque en una rápida maniobra tiene que arrebatarle el corazón palpitante al animal, metiendo el brazo por un corte debajo de las costillas que se hizo previamente. 

El ambiente luego del sacrificio se vuelve un jolgorio, pues el Chuko comienza a hacer de las suyas, molestando y enamorando a las solteras. Casi al final de la ceremonia se realiza "La Wilancha", acto que consiste en cocer la alpaca sacrificada trozada pero sin romper ni un solo hueso, pues al día siguiente se debe de armar el esqueleto completo y enterrarlo en la cima del Apu de enfrente, antes que salga el sol porque caso contrario no habrá un buen año.


La ceremonia acabo con una delicioso almuerzo de carne de alpaca. Hasta eso la lluvia la empezaba a caer y el camino de regreso se tornó algo dificultoso por el barro, pero felizmente  llegamos a Callalli sin mayor novedad. Al día siguiente visitaríamos las Cuevas de Mollepunko, pero eso lo narraremos en la siguiente crónica. Hasta entonces un abrazo a todos.

Agradecimiento especial a: Vívelo Viajes y Turismo, Ecomatiz Consultores y Callalli Turístico

DATOS INTERESANTES

1. ¿Cómo llegar al Festival de Huaccoto?
Su fiesta es a inicios de Marzo, se puede llegar solo con movilidad propia o con operador turístico. Nosotros usamos los servicios de Vivelo Viajes y Turismo desde Arequipa; nos fue muy bien.

2. ¿Hospedaje, restaurante, transporte y servicios básicos?
Solo en el distrito de Callalli.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete al Blog