1.2.20
0
La Reserva Nacional de Paracas es un área natural protegida (ANP) que posee un ecosistema muy rico en diversidad biológica y que se ubica en una de las zonas mas desérticas del país. Fue creado en el año 1975 y posee un área de 335,000 hectáreas. Esta vez, visitamos el lugar para observar toda su belleza y recorrer algunos de los puntos más conocidos. 




En la reserva de Paracas no hay transporte público y es poco común encontrar colectivos en sus playas. Luego de pagar el ingreso (el cual te da acceso a todos los puntos de la reserva) la vía principal te dirige hasta Lagunillas, el cual es una caleta de pescadores donde hay algunos restaurantes que ofrecen muy buena comida. El camino sigue 2 km más y te lleva hasta La Mina, la playa más comercial y famosa de toda la reserva, con sus bellas aguas turquesas, siempre esta llena de gente, en especial en temporada alta.


La lado de Lagunillas, se encuentra la Playa Roja. Es una playa que llama mucho la atención por su color rojo intenso de su orilla, el cual proviene de la roca ígnea Granodiorita Rosada. Los visitantes llegan hasta este punto para tomarse fotos básicamente. No es una playa que sea apta para nadar, ya que sus aguas son muy movidas y el oleaje es fuerte.


Desde la Playa Roja hay una carretera que sube la colina, la cima de esta es el mirador Itsmo. Desde este mirador se puede observar toda la Bahía de Lagunillas en su esplendor. Es un lugar que los visitantes van mucho, en especial al atardecer. Tiene algo de infografía en el ingreso, así como áreas de descanso y zona de estacionamiento. Un lugar sin duda que debe estar en tu recorrido por Paracas.


Continuamos la carretera que se dirige al sur y luego de unos minutos de viaje y pasar por unas zonas desoladas, llegamos hasta el mirador de la Playa Supay, en el cual se observa un gran acantilado al lado izquierdo que se dice está formado por capas geológicas que contienen organismos marinos fosilizados. La playa Supay tiene aguas bastante movidas y se dice que muchas veces se han ahogado personas aquí, por lo que es un lugar básicamente para tomarse foto, más no para bañarse. 


Al lado derecho del mirador de la Playa Supay, se puede observar lo que quedó de la famosa "catedral", aquella formación geológica causada por la erosión del viento y el agua del mar, formando una bóveda y una cúpula natural donde solían vivir una buena cantidad de animales marinos y que fue destruida por el fuerte terremoto del 2007. Hoy en día se puede observar los restos de esta formación, que aun siguen siendo impresionantes.


Estos son algunos de los puntos más visitados dentro de la reserva, no tuvimos tiempo de ir al museo o a las Islas Ballestas. Eso quedará pendiente para una próxima visita. Hasta entonces anímense a conocer Paracas, está cerca y tendrán un gran recuerdo.

DATOS INTERESANTES

1. ¿Cómo llegar a la Reserva Nacional de Paracas?
La forma más práctica es con un tour o con movilidad propia, ya que dentro no hay transporte público. Los tours desde Lima cobran alrededor de 80 soles por persona.

2. ¿Cuanto cuesta el ingreso a la Reserva Nacional de Paracas?
El ingreso cuesta: 11 soles para adultos y 5 soles para menores de edad.

Siguiente
Este es el más reciente post.
Entrada antigua

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete al Blog