13.7.15
0

Lambayeque es uno de esos destinos donde el calor sofoca todo el año y tiene bellas playas. Pero lo mejor de todo es que tiene una rica historia basada en complejos arqueológicos Moches y Lambayeques, sin duda un destino a tener en cuenta y que debería ser visitado por nosotros.

Este es uno de los museos más impresionantes que hay en el Perú, prueba de eso es que siempre tiene muchos visitantes. Recuerdo que con amigos de la universidad decidimos darnos una vuelta por Chiclayo, aunque esa vez nos quedamos poco tiempo, pero pudimos observar la grandeza de nuestros antepasados y toda su habilidad en la orfebrería.

Vista satelital del Museo Tumbas Reales de Sipan


Después de almorzar en el mercado y como no teníamos demasiado presupuesto como hacer un tour, preguntamos que era lo más interesante en la ciudad y sorprendentemente la gente dice el Museo de Sipan. Es extraño que la gente te diga que un museo es de interés, pero fue grato escucharlo. Teníamos las cámaras listas para ingresar y tomar buenas fotos pero en el ingreso nos quitaron todo, incluso los celulares. Es que esta prohibido tomar fotos o filmar dentro del museo.

Museo Tumbas Reales de Sipan (fuente: museotumbasrealessipan.pe)

En esta zona árida ubicada al norte del Perú, surgió un pueblo con alto desarrollo de ingeniera y muy belicoso. Levantaron enormes templos de adobe y su influencia llego desde Huarmey hasta Ecuador. Fue un señorío rico y que basaba su economía en la agricultura y el comercio.

Tras el hallazgo de la tumba del Señor de Sipán en 1987, su descubridor el arqueólogo Walter Alva, impulso la construcción del Museo que fue inaugurado en el 2002. Su diseño tan particular (pirámides truncas) obedece a la forma que tenían de los templos en la etapa de esplendor Moche (siglos I al VII d.c.)


Construcción de pirámide trunca (fuente: museotumbasrealessipan.pe)

En tiempos Mochica, los habitantes atribuían las inundaciones o sequías provocadas por el fenómeno del niño a la cólera de los dioses. Por ese motivo fueron constantes los sacrificios humanos, arrojaban personas vivas al abismo desde sus montañas sagradas o degollaban prisioneros. El motivo era simple, querían estar en gracia con sus dioses todo el tiempo, por eso la mayoría de veces los sacrificios eran voluntarios y eran ofrecidos a su gran dios Ai Apaec, más conocido como "El Dios Degollador".

En su momento, el hallazgo de la tumba del Señor de Sipan fue todo un acontecimiento y marco un hito, fue la primera tumba de un Monarca guerrero Moche (y la más rica) hallada de manera intacta y que data del año 250 d.c. Casi 1000 años antes que los aparecieran los Incas. Estos hallazgos sorprendieron y dieron la vuelta al mundo, el trabajo en orfebrería de los Moches dejo deslumbrados a todos. Fue un momento donde se reescribió la historia y los Moches entraron por la puerta grande a los libros.

Joyeria Moche (fuente: viajes.efetur)

Extraños rostros (fuente: andina.com.pe)

El ingreso al museo es por una larga rampa de casi 75 m. de longitud que nos dirige directamente al tercer piso, desde el ingreso se puede apreciar una colección verdaderamente enorme y muy variada donde se observan objetos de oro, cerámicas, restos humanos, etc. Todos los objetos a observarse suman más de 5000.


Los Mochicas no tenían escritura en si, pero plasmaron toda su habilidad en la cerámica, una iconografia que representa su pensamiento y relata las acciones de su vida diaria. Mientras la cerámica de uso domestico no tenia grandes detalles, la cerámica para actividades rituales se fabricaban con moldes y en ella se representaba a animales, hombres, dioses, etc. Incluso representaron temas importantes para ellos como la fertilidad y el acto sexual (puedes ver más de esto aquí)

Joyeria Moche (fuente: museotumbasrealessipan.pe)

Desde el segundo nivel se comienza a apreciar la replica exacta de la tumba del Señor de Sipan. El impacto es asombroso. En ese momento es inevitable ponerse a pensar como fue que escenario en que realizaron este entierro. Un pueblo acongojado realizando una ceremonia de despedida, vistiendo a su monarca con adornos de oro y plata, alhajas que usara en el otro mundo. En esos tiempos los gobernantes se consideraban semidioses, seres que tenían sangre divina que nadie se atrevía a mirarle a los ojos. Es que tanto era el respeto y temor que imponían que todo el mundo les reverenciaba. El fallecimiento se consideraba un viaje a otro mundo, por lo tanto tenían que acompañarlo sus esposas, concubinas, sirvientes, etc. Más alla de si estaban de acuerdo o no en morir, los acompañantes ya estaban muertos al momento de ser enterrados con el gran Señor de Sipan.

Monarca Moche paseando por la ciudad (fuente: museotumbasrealessipan.pe)

Junto a la tumba de este monarca se encuentran se encuentran 8 esqueletos, la tumba de un sacerdote y la tumba del viejo Señor de Sipan (un familiar suyo de 4 generaciones atrás que posee un espectacular ajuar funerario). Las investigaciones dicen que el Señor de Sipan murió relativamente joven, a una edad aproximada de 35 a 45 años, que no realizaba esfuerzo físico y que tenia una buena alimentación; además su estatura era de 1.67 m, estatura alta para la época. Y pensar que en el colegio te dicen que los peruanos de la época Inca hacia atrás median de 1.80 m. a más, ...¡vaya inexactitud!. Este dato me hace recordar, que cuando visite la huaca Pucllana. la guía nos dijo que los Ychma median 1.55 m. de estatura, ¿es así que median los antiguos peruanos?.

 Tumba Real (fuente:viajesindestino.com)


Ornamentos del Señor de Sipan (Fuente:Rpp.com.pe)

Pasando a la ultima parte más interesante, encontramos la Sala Real Mochica. Una sala con 35 maniquíes que representan la corte y el entorno político del gobernante. Diez de estos maniquíes están articulados y se mueven para dar vida y representar lo que fue la corte real del guerrero Moche.

El Señor de Sipan (fuente: arqueoogiadelperu.com)

Todas los pasadizos del museo son algo oscuros y solo poseen luz dirigidas para observar las más de 400 joyas del gobernador Moche expuestas en vitrinas blindadas. Verdaderamente una colección imperdible.

Es Inevitable preguntarse como desapareció tan magnifica civilización. Las nuevas investigaciones sobre el porque la desaparición de la sociedad Mochica, arrojan teorías verdaderamente asombrosas, entre los que influenciaron varios factores como: El mega fenómeno del Niño del siglo VI, que duro alrededor de 30 años, castigando duramente estas tierras, provocando una etapa de intensas lluvias durante 30 años y que causaba terribles inundaciones, destruyeron los canales, campos de cultivo. Aparecieron enfermedades que diezmaron la población. Terminada esta etapa de precipitaciones, siguió una época de 30 años de sequía. Estas fases de lluvia torrencial y sequías se repetirían los siguientes años de manera alternada y que incluso duró hasta finales del siglo VII. Las guerras civiles por controlar los pocos recursos debieron ser crueles y frecuentes, hasta que el imperio Huari que se encontraba en su máximo apogeo conquisto fácilmente a esta debilitada sociedad. Un indicio que presume que los Huari conquistaron a los Moches se encontró en el Castillo de Huarmey y cuyas piezas fueron exhibidas en el MALI (Link aqui), donde se observa en una cerámica, a un guerrero Huari combatiendo contra un guerrero costero.

En el futuro probablemente sepamos más de los Mochicas, pero por ahora queda admirarse de su grandeza. Si alguna vez están en Chiclayo, no duden en visitar este fabuloso museo, sin duda sera una grata experiencia.

INFORMACIÓN GENERAL

Ubicación: 
El Museo Tumbas Reales de Sipán está ubicado en la Lambayeque, en la costa norte, a 10 minutos de la ciudad de Chiclayo en el departamento y provincia de Lambayeque.

Dirección:
Av. Juan Pablo Vizcardo y Guzmán Nº 895-Lambayeque.

Telefax:
(051) 074-283977 / 074-283978

E-mails:
tumbasdesipan@hotmail.com
tumbasdesipan@gmail.com

Tarifas:

Adultos : S/. 10.00
Cesantes, Universitarios (Acreditados) : S/. 4.00
Escolar, niños : S/. 1.50
Parqueo : S/. 1.70
Guiado (opcional) : S/. 30.00
Horarios de Atención:
Martes a Domingo de 9:00 a.m a 5:00 p.m

Tiempo aproximado de visita:
Entre 2 y 4 horas

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete al Blog